8.2.11

Y otra vez.....

Noticias que salen de la nada y que te informan que debes buscar casa, porque nos han pedido el apartamento, me desestabilizan.  Al menos, el primer sentimiento es ese.  Aparece mi personalidad capricorniana, que le cuestan los cambios y ante esa incertidumbre, siento angustia.  Y me digo entonces, aquí vamos otra vez.  No es la primera vez que me pasa y sin embargo, nunca me será fácil al parecer.  ¿A dónde iré a parar y con quién?  El panorama aún no es claro.  Por lo pronto, hay que empezar a buscar.  Quisiera seguir cerca al barrio en el que vivo.  Me gusta, aunque no sea el más seguro.

Y después de una semana de ir asimilando la noticia, parece que a pesar de lo traumático que me resulta, he comenzado a pensar que cosas buenas pueden llegar con todo eso.  Mis trasteos, siempre han traído muchos cambios en momentos muy particulares de mi vida.  El primero, significó salir de Armenia a mis 16 años rumbo a Medellín a estudiar arquitectura, tener un apartamento con una amiga durante 5 años y todo lo que implica esa vida de estudiante, de locura y descalabros financieros, de mala alimentación y mimos a distancia… luego regresar a Armenia y decirles a mis padres que me venía a vivir a Bogotá a la casa de mi chico de ese entonces y estuvo tenso todo porque no iba con la educación que recibieron, al menos con la de mi mamá, (mi papá fue muy generoso y comprensivo en ese momento) y yo estaba tan emocionada porque significaba no estar más tiempo lejos de él y el asunto no nos duró tanto tiempo como creí en algún momento que podía durarnos (casi toda la vida pensé) y salir de allí a casa de mi tío, a dos meses de que muriera mi padre.  Con el corazón roto por todas partes, fue bueno llegar a un lugar en el que cuidarán un poco de mi.  No tener que preocuparme por cosas tan elementales como que comer o pagar recibos, estar cerca al trabajo y no desgastarme mucho encerrada en buses, estar acompañada de mi tío y mis primos y sobretodo de mi hermano que se quedaba ahí a acompañarme por algunas cortas temporadas….. Luego mudarme de ahí para irme a vivir con dos amigos, darme cuenta que ya estaba mejor y que podía otra vez asumir muchas cosas de mi vida.  Encontrar en uno de ellos, a una persona hermosa del cual aprendí muchas cosas.  Y luego, después de un año y medio, volverse a mudar porque vendieron el edificio para convertirlo en oficinas (una tristeza) y separarse y encontrar nuevas personas con quien vivir, el cual es un buen curso acerca de tolerancia y convivencia.  Y ahora de nuevo, una vez más, empacar y desempacar (me gusta lo segundo, mas no lo primero).  Y dejo de estar tan pesimista, para empezar a pensar que cosas buenas pueden llegar una vez más.  Por lo pronto, quisiera un bonito apartamento donde entre el sol para hacer mi fotosíntesis feliz y tranquila. 

Pda: a Ana, que luego de leer que está un poco en la misma situación, me dieron ganas de escribir todo esto.

6 comentarios:

Ana dijo...

Ay, qué bonita! :' )

La lagrimita es real... lloré cuando llegaste a la parte de tu papá y alrededores.

Me gusta eso del sol para la fotosíntesis, yo también lo necesito aunque salga poco en Manizales. Lo tendré para donde voy.

http://permisomedesahogo.blogspot.com/2011/02/localidad-vip.html

¿Entre qué años estuviste en Medellín? Yo también, entre el 92 y el 98. No me gustó mucho, supongo que era yo y lo que había alrededor que era tan diferente de mi.

PD: ya tengo la foto del perro, adónde te la mando?

La Falsa Alicia dijo...

Si, es una parte dificil que conté así un poco ligeramente.... tendría que tener un post aparte, pero hoy no era el día....

Yo llegué a Medellín como en el 99 y a mi si me gustó un montón, la pasé muy bien durante esos años, pero como tenía novio que vivía en Bogotá, pues cuando terminé de estudiar, decidí conseguir trabajo por estos lares para estar juntos.

Gracias por las fotos, están muy divertidas!!! además es un poco loco eso del perro como observando a la gente y el detalle de la lengua afuera es lo máximo!!! pobre tu madre viendo eso todos los días!

Julianna Gromer dijo...

Uh, cielos,
eso de ir de un lado a otro, personalmente no me gusta, han habido ocasiones donde lo que hago me ha obligado prácticamente a eso, pero sin éxitos, decidí quedarme y hacer mi vida aquí en Lima -donde estoy 90% que aquí moriré... no lo sé, bueno,
yo amo de por sí que mi habitación me despierte con el sol ENCEGUECEDOR en la cara, a veces es un poco molesto, pero muchas veces también te alegra el día xD
jejeje,

saludos (:!

La Falsa Alicia dijo...

Yo pienso que no voy a estar toda mi vida aqui en Bogotá... pero como no es un ya inmediato, no me asusta y me alegra pensar que uno siempre puede cambiar. Claro, por allá en un futuro que uno nunca sabe cuando va a aparecer.

Me angustio cuando esos cambios llegan de la nada y son inmediatos y a veces, muy forzados. Pero siempre terminan trayendo algo bueno... eso en mi lado mas optimista pues.

enriquetita dijo...

Hace mucho no pasaba por aca y vi muchas cosas bonitas,espero q lo del cambio vaya bonito y no te genere estres ni molestias en la panza jijijiji... y obvio espero que parte de ese cambioi no sea el abandono en el que estooooooooooy!!!

Pd. es una queja formal!

La Falsa Alicia dijo...

jajaja, además le van a salir hongos a los dulces!!!!!!!!! hay que verse pronto, pero esperemos que acabe este mes para poder celebrar como se debe!!!! :)