13.9.11

Las de terror.



 
¿Por qué los monstruos siempre parecen atacar a mujeres?
¿Y por qué estas mujeres en su mayoría están en pijama o vestidos sexys?

Excepto por nuestra “waspwoman” que intenta inútilmente equilibrar la balanza.


8.9.11

Otro martes de chicas (ni tan de ayer ni tan de hoy)

1. Do you love me now - The Breeders
2. He war - Cat Power
3. On the sly - Metric
4. Bachelorette - Bjork
5. Maps - Yeah yeah yeahs
6. Reverie - Cranes
7. Running up that hill - Kate Bush
8. House of the rising sun - Sinead Oconnor
9. What it feels like for a girl - Madonna
10. Low place like home - Sneakers pimps.

Las chicas aqui.

2.9.11

Conversación médica.




17:25 Albert: como que elucubrando!!! no recuerdas lo que te dijo el doctor?
17:26 Yo: qué fue lo que me dijo?
ya lo olvidé
Albert: que nada de elucubrear!
que sino te subia la tension
17:27 y te bajaba la tripussylina
17:28 Yo: maldición
y ahora como ahgo para no elucubrar mas?
17:30 Albert: acaso no recuerdas lo que te enseñaron en la terapia?
joder niña eres la ostia...........
17:32 Yo: no, es que el siquiatra me daba algo raro y luego se me olvidaba todo
17:35 Albert: aaaaaaaaah pues sera eso, que hasta por una temporada te olvidaste de elucubrar
17:36 yo por una temporada tambien crei olvidarme de figamastumejar
17:37 Yo: uy y me imagino que se hinchó el riñón derecho de una manera dolorosisima
y entonces empezaste a chisgaretiar desde eso
ahora entiendo muchas cosas
17:38 Albert: ............ o cielos, tanto se nota?
Yo: si, ese color amarillo-candeluciento me hizo sospechar
pero no lo sabia muy bien
pero ahora que tu me lo confirmas
17:40 Albert: tendre que seguir una terapia de enflujimizacion intensa
17:41 sera lo mejor creo yo
17:44 Yo: [mmm, no creo, creo que deberías hacer un tratamiento natural engatuminizado, antes de enfluminizarte.... dicen que eso tiene frigopegorifizantes que alteran los gloculobalicitos....]17:50 Albert: pues hare esto, tomarme unas cervezas que dan el mismo resultado y salen mas baratas

1.9.11

Timing (parte 2)


Y las historias que como empezaron, terminaron.  Cualquier buen día aparece alguien de la nada, porque si, porque no tiene nada mejor que hacer que escribirte un poco, y al poco tiempo crees quererlo, crees que esa persona puede ser “alguien” en tu vida,  que se cruzó en el camino por “algo”.  Otro buen día te das cuenta del tiempo que ha transcurrido en silencio, después de tantas palabra, tanto empeño, y  de repente ya no cabes en su vida (nunca hubo un espacio real de hecho), te duele dos días, te ofendes tres y luego sigues casi como si nada.  Lo asombroso es como se sobrevaloran ciertas cosas en la vida en pro de un imaginario que quiere ser “perfecto”.

Hay otras historias que no ves venir, que han empezado sin ni siquiera darnos cuenta de lo que va sucediendo.  El día menos pensado, uno ya está involucrado en ella y ya es demasiado tarde para salir de ahí (no estoy segura si hay un verdadero deseo de salir o no). 

Están las intermitentes.  Parecen fragmentos pero están unidas por un hilo que nadie puede ver (se supone que nadie debe verlo, ya sea porque es una historia vetada, porque es incomprendida, porque no le pertenece sino a los directamente involucrados).  Estas historias pueden quedarse mudas durante días, meses o años, mientras otras se escriben.  Tienen su propio ritmo, a veces lento y sin afanes y a veces estrepitoso y fulminante.    Son historias relegadas y caprichosas, pero definitivamente fuertes, con pequeños finales pero sin ninguno definitivo.

Hay otras que mutan.  Las historias que ya fueron, que ya creemos haber leído y terminado; que quisimos que fueran borradas, y después nos encontramos con ansías de reescribirlas.  Que su contenido cambia cada vez que nos sentimos más ajenas a ellas y por tanto, las contamos a nuestro antojo, como  ese” yo” que se siente tercera persona y por la cual ya no lloraremos más.

(¿continuará?)

*Imagen de Elmo Tide.