27.2.12

El corazón de Alicia.

El corazón de Alicia amaneció oscuro esa mañana.  Se siente mas pesado, mas incómodo en el lugar donde está.  Amaneció oscuro, pero enorme.  Si, ese órgano muscular autocontrolado, esa bomba aspirante e impelente dice que el mediastino no es lugar más para él.  Alicia intenta consolarlo, se pone la mano en el pecho y la deja ahí quieta, mientras sube y baja lentamente, porque los pulmones deciden llevar una respiración acompasada y tranquila, como un acto solidario.  Alicia le habla en voz baja, le dice, aguanta, ahora no puedo sacarte de ahí y hacerte una nueva casa, no es tan fácil, no sé como.  El endocardio que es mas tranquilo, mas elástico, sabe tener paciencia y dice que puede esperar.  Pero el miocardio, tan contráctil e imparable, se indigna, dice que no hay tiempo, que si siguen creciendo a ese ritmo el pericardio no va a resistir y se va a romper, y ahí si, todos ibamos a lamentarlo de verdad.  

Aprendieron entonces a vivir con esa posibilidad.  Asi que al despertar Alicia comprobaba tocando suavemente el pecho, toc toc toc, si el corazón seguia ahi.  Pum pum pum contestaba entonces y ambos sonreían, y es que Alicia le había prometido que cada día le cantaría una canción mientras encontraba la manera de llevarlo a otro lugar.

Pretend that you owe me nothing
And all the world is green
Can we bring back the old days again?
And all the world is green 






Nunca sucedió.  Ni Alicia supo como sacarlo de ahí ni él jamás se rompió. 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustó como las letras van cambiando de tamaño hasta el final. Me gustó leerlo.

La Falsa Alicia dijo...

:)

enriquetita dijo...

espero que pronto alicia encuentre un lugar feliz y tranquilo para llevar a su corazón!!!

Juan dijo...

Tal vez deberías leer este libro:

http://www.bibliopolis.org/graficos/libros/cursocorazon.jpg