4.8.11

Strange day. No 24. Monster mash.



Monstruos que nos despiertan a las 2 de la mañana porque quieren conversar un poco.  Otros que nos insisten en traer el pasado como presente.  Monstruos peludos a los que les rascamos la cabeza mientras nos quedamos dormidos.  Monstruos a los que se les dijo: ya no me asustas más.  Monstruos que le temen a la soledad y otros a los que jamás dejamos ir.  Monstruos a los que nunca veremos como tal y llamaremos de mil formas.  Monstruos que acechan y otros que acompañan.  Monstruos que son amores secretos, y otros a los que jamás le dirigiremos palabra alguna.  Monstruos siniestros y terroríficos, otros de mentiras e imaginarios, otros deformes e incomprendidos.  Y así.  Y cada quien con los suyos, tan propios, tan intransferibles. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

llegaron para quedarse...

La Falsa Alicia dijo...

y otros que han estado desde siempre.