21.2.10

Surfin´ On A Rocket.

No entiendo mi orgullo.  A veces aparece para quedarse y otras veces, ni siquiera parezco tenerlo.  Debe ser que mi orgullo es bipolar (y un poco arbitrario).  Hoy estoy particularmente neurótica e histérica.  Hoy soy una de esas novias insoportables, que joden por cosas absurdas.  Creo que debo ser menos abstemia y emborracharme mas a menudo.  Por boba, adiós ojos de brujo, adios pechakucha, por compensación cósmica, hola franz ferdinand, hola buika (próximamente hola patines).  Así es la vida, pero eso no evitó sentirme un poco frustrada durante el día de ayer.

Cumplí dos meses sin gafas y en resumen esto ha pasado: mi ojo derecho hace pataleta de vez en cuando, descubrí la adicción por las lágrimas naturales bien frías (de la nevera al ojo), extraño las gafas menos de lo que pensé que lo haría, aunque a veces todavía tengo el reflejo de quitarmelas cuando me estoy quedando dormida mientras leo.  Los ojos se me ven mas grandes, pero también se hacen mas evidentes mis ojeras (ya no tengo como taparlas).  La persona que mas se sorprendió con el cambio fue mi suegro, según él mis facciones cambiaron por completo, mi teoría es que ahora puede ver todas las muecas que hago con los ojos mas facilmente.

Estoy en desolación literaria.  Hace dos meses empecé sin mayor pretensión, el primer libro de una trilogía policíaca (jamás había leído nada de ese género) y poco a poco me volví adicta a su lectura.  Me enamoré de su protagonista Lisbeth Salander, aprendí sobre el síndrome de asperger, sentí ansiedad algunas noches mientras leía y en dos ocasiones, combiné mi realidad con la ficción de esta, en mis sueños.  Ahora que la he terminado, ya no se que leer.

El jueves me ví Zombieland con el chico y el suegro (si, tengo un suegro que se anima a ver películas de zombies).  Muy recomendada para divertirse un buen rato, además de unos buenos consejos en caso que lleguen los zombies a nuestras vidas.  Reviví mi fetiche adolescente por Woody Harrelson, el cual había empezado hace ya 14 años cuando me ví por primera vez Natural Born Killers.   A ese hombre le luce lo sicópata definitivamente.

Y esa ha sido toda la semana.  Yo me voy a ver Fitzcarraldo a ver que tal. 

4 comentarios:

jugodemaracuya dijo...

También me enamoré de Lisbeth Salander. Y me quedé con las ganas de ver Zombieland. Estaré en problemas cuando lleguen.

natalia andrea dijo...

opino que hay q opinar porque opinando se llega lejos!!!!

La Falsa Alicia dijo...

@natalia y tus opiniones son muuuuuy importantes, al igual que las de tu orzuelo!!!! por aquí siempre bienvenidos!

La Falsa Alicia dijo...

@jugodemaracuya y si, Lisbeth es encantadora.... en cambio no me simpatizaba mucho Mikael y su encanto irresistible cuarentón.