2.12.10

oh!

Se desbarata poco a poco, querida Soledad.  Haz algo me dice ella y yo desde mi típica dignidad le digo que no se puede hacer mucho, como si no me correspondiera nada.  Ah, actitud de princesita adolorida.  Oh si, Soledad.  Vuelvo a los mismos comportamientos (soy un buen animal fiel a sus instintos pareciera), vuelvo a huir ante los malos tonos, ante el asomo del conflicto.  Huir dejando palabras en la boca del otro, no sin antes echarme una frasecita irónica y ofensiva.  Pierdo la paciencia con facilidad y me escudo en lo mal que está todo.  Que si Soledad, que si tengo autocrítica, pero que por alguna razón no le admito nada, como si eso fuera una traición a uno mismo o como si intentara proteger mi autoestima, pero en el fondo sé lo que me toca de todo el asunto.  Y sé de otras cosas que aun no he terminado de digerir y que rondan por mi cabeza y de las que no quiero hablar con nadie.

Y luego despierto y ahí está él y la rabia se ha ido y la estupidez también.  Y no quiero levantarme, quiero seguir ahí, Soledad, arrunchada y feliz.  Y ahí si, todo tan fácil y tan bonito.

Pinche bipolaridad.

7 comentarios:

Cleotilde. dijo...

jaja.. em no he leido a muchos hablando sobre esto y creo que a todos nos pasa.. pienso un poco.. no sé.
saludos.

h i l i a dijo...

qué bonito y qué cierto. saludos.

La Falsa Alicia dijo...

@Cleotilde: si, creo que nos pasa más de lo que queremos admitir....

@hilia: gracias por pasar! :)

Tomás dijo...

Hola Alice, Eres bipolar? o simplemente te refieres a tus actitudes??? En fin, me encanta tu blog, saludos.

La Falsa Alicia dijo...

Son solo actitudes que lo hacen sentir asi a uno de vez en cuando!!!! Nada realmente clínico y medicado......

Patito dijo...

Bien dicho , bien explicado. Es que... me pasa igual ups!

La Falsa Alicia dijo...

bueno, no estamos tan solos en esto entonces!!!!